Bienvenidos; os invito a leer, si os apetece, mis palabras enredadas.

martes, 22 de abril de 2014

"PERDIDA EN EL VIENTO"


Hoy vengo a desempolvar este pequeño cajón de sastre, que tantas semanas lleva acumulando olvido... 
Os cuento amigos: 
Tenía yo muchas palabras apelotonadas en el tiesto que se fueron hilando a lo largo de unos cuantos meses, sin ton ni son, ¡ya sabéis! esas historias que, sin venir a cuento se te filtran en la sangre y te impulsan a teclear sin freno, como si de tal labor dependiera "algo" importante. El "algo" ese, siempre es el mismo: la necesidad de escribir. 
Finalizada la obsesión malvada, puedo anunciar, con humildad, un pelín de sofoco, y bastante pudor, que he publicado mi primera "novelita", sí, novelita, porque no ha crecido, es pequeña y mimosa, un poco traviesa y un mucho romántica. De ese pie cojeo, lo confieso... aunque seguro que ya me habíais pillado. Soy tontaca, me pongo ñoña y adoro los buenos besos, me gustan los héroes de folletín, las damas bobas, y un buen violín sonando de fondo... ¿qué puedo hacer al respecto?, de nuevo la misma respuesta: ¡escribir! 
( Pues alé, Bea, tiró p'alante) 

Aquí nacerá un romance, entre el capitán que surca los mares y la dulce señorita que se rebela contra el destino, (bastante chungo, por cierto) a pesar de que ni el uno ni la otra están por la labor, como suele ser habitual en estos casos, y tras algunas pifias y peripecias, no les queda más remedio que...
No sigo destripando el cuento, que si de amoríos se trata, ¡soy capaz de liarla parda y cambiar el guión! 

La sinopsis de mi polluelo es la siguiente, "la descripción del producto", como los muchachos de Amazon te sugieren, y yo que de obediencia voy justita, ¡la digo pero no la cuento! (como diría la abuela): 

Perdida en el Viento es una novela romántica de época, con reminiscencias de los clásicos del género, cuyos protagonistas se tendrán que enfrentar a los inesperados cambios que el destino les depara. La joven Sue LePard huye del matrimonio con un hombre al que desprecia para caer en las redes de otro, no menos inmoral, arrogante y canalla, el capitán del Wind Lady, Edward Bilcock; pero el corazón no atiende a razones y a pesar de la lucha de voluntades, sus vidas parecen estar destinadas a cruzarse. A ello, se añade la aparición de un ser vulnerable e indefenso, cuya salvación depende de las decisiones que ambos tomen, a la vez que intentan ocultar sus propios secretos.

Como consideré que os debía una explicación por la ausencia, aquí lo dejo, junto a un montón de saludos y mucho agradecimiento por acompañarme en esta aventurilla loca.

Si te apetece descubrir lo que encierra "Perdida en el Viento" sólo tienes que acceder a los enlaces del side-bar,
 ¡sírvete tú mismo!

7 comentarios:

  1. Es el primero de muchos!... primero en solo claro está!!

    Felicidades queridísima mía!!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡MI MAS SINCERA FELICITACIÓN, AMIGA BEATRIZ!
    Prometido que te leeré.

    Un cariñoso abrazo, querida amiga Beatiz.

    ResponderEliminar
  3. Que vengan muchos más. Felicidades!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Realmente tus dos blog son preciosos, FELICITACIONES querida Beatriz. Volveré y los leeré a ambos, es mi deseo tranquilizar mi espíritu y sin duda que tus escritos me han de ayudar. Gracias Beatriz, ya te he dejado mi respuesta en en mi blog. Te envío un beso grande, Federico

    ResponderEliminar
  5. ¡Gracias amigos!, agradezco muchísimo vuestro apoyo en esta nueva aventura...

    ResponderEliminar
  6. Oh sweety! This post is great!!
    Your blog is amazing! so I'll be happy if we could follow each other. Just let me know in my blog if you do it and I will follow back inmediatly!
    have a great looong weekend!
    xoxo from Spain

    www.thegrisgirl.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  7. Mi querida Beth... escritora que surca allende las Letras, romántica, soñadora, tecla a tecla, sueño a sueño :)

    Mi más sincera enhorabuena, guapa asturianuca ;) Desde Mar Adentro ya hemos izado las velas de las celebraciones y estamos repartiendo ron a tu salud y a la de tu retoño (literario). Que navegue largos años a lo largo y ancho de muchos, muchos corazones...

    Un beso grande, grande.

    ResponderEliminar