Bienvenidos; os invito a leer, si os apetece, mis palabras enredadas.

lunes, 26 de agosto de 2013

SILENCIO ROTO

                                                                                                                                                                   
 Mi nieto es sordo; nació rodeado de silencio que simplemente se diluye cuando coloca sus manos sobre los bafles y percibe los primeros acordes estridentes, arrasando  la quietud y la soledad que lo rodean. Abro los ojos como platos y él me sonríe con ironía porque sabe que siento gratitud hacia esos “monstruos” de largos cabellos y cuerdas vocales desgarradas. Tarareo impúdicamente palabras inventadas  al compás de la canción, mientras con ligeros golpecitos de mi bastón le indico un nuevo disco. Él asiente feliz. Yo carraspeo y murmuro: “Viva el Heavy Metal”.

10 comentarios:

  1. Todo lo Heavy, rompe con la monotonía y con el silencio, NECESARIO muchas veces para acabar con fronteras.

    Bravo¡¡


    Besos muchos ♥♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué razón llevas Tramos, a veces debemos romper las fronteras con brusquedad.
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Ese chaval lleva el heavy en los genes, no necesita oídos...
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
  3. Hermosa manera de dar cauce a la sensibilidad... La inteligencia es la capacidad de adaptación al medio y, aún más, la felicidad es ese misterio mágico que permite al corazón transformar la realidad. Enhorabuena por ese chico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adaptación, eso es, la ley evolutiva de la supervivencia. Un abrazo Mari Carmen!

      Eliminar
  4. Ou Yea!!!
    Me encanta tu entrada
    y yo también me quedo por este tu rinconcito
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Las patologías irreversibles no deberían existir. ¡Viva el Heavy Metal! Con él, ese sentido que falta a un niño sustituirá al inmenso silencio. Poco a poco, la estimulación precoz que le rodea con su familia hará que su normalidad cotidiana alcance las cotas de cualquier persona con audición. Beth, he tenido tres alumnas con este problema en la Universidad y han obtenido notas inmejorables.

    Un fuerte abrazo, querida Beth.

    ResponderEliminar
  6. la música que rompe barreras hasta el silencio en el silencio mismo haciendo vibrar en el niño y en su abuela notas de heavy metal en el corazón

    expendido Beth

    Cariños Hanna

    ResponderEliminar
  7. Adaptarse es lo único que hay cuando el día a día nos obliga a seguir el camino. La vida tiene esto y debemos tener la capacidad para seguir adelante. Cada día me lo propongo al levantarme y sumergirme en el mundo del autismo de mi preciosa princesa.

    ResponderEliminar